Álvaro Retana Ramírez fue un escritor, periodista, dibujante, modisto, músico y letrista de cuplés español que nació en Batangas, Filipinas, el 26 de agosto de 1890.

Procedente de una familia de bien, se llamaba a si mismo «el novelista más guapo del mundo». Escribió novelas sobre la sociedad galante y frívola de Madrid y se decía de él que no concebía personajes que no estuvieran adornados con al menos un pecado mortal. Fue un erudito de los géneros populares llegando a publicar una «Historia del arte frívolo» y también «Historia de la canción española», además de colaborar en revistas cómicas como La Vida y Flirt y escribir unas sesenta novelas cortas y alguna otra más extensa. Es recordado como el mejor escritor de novela erótica de su época, escritas casi todas entre 1917 y 1922 y englobadas en las colecciones «La Novela Corta» y «La Novela de Hoy» y uno de los referentes de la literatura homosexual de nuestro país.

Destacó como músico y compositor e introdujo el jazz en Madrid. Fue uno de los mejores dibujantes de su época. Diseñó entre la década de 1920 y 1940 muchos de los vestuarios de revista musical, consiguiendo que se considere a sus figurines para bailarinas y vedettes una de las cimas del arte aplicado al género ligero.

Vivió la vida jugando con su homosexualidad de una forma muy ambigua; ocultándola, negándola y mostrándola sin tapujos al mismo tiempo. Asiduo de la revista, era fácil encontrarlo en los clubes de jazz. Fue amigo íntimo de Tórtola Valencia, La Goya, Ofelia de Aragón, Lina Valery, Nena Rubens o Tina de Jarque. Llegando a ser, posiblemente, amante de alguna de ellas. Tuvo un hijo con la artista Luisa de Lerma, Alfonso Retana Tejeiro. Se hacía retratar ataviado con un kimono bordado de rosas, con las cejas depiladas y con los ojos y los labios pintados.

Fue encarcelado por un delito de imprenta y durante la dictadura de Primo de Rivera fue procesado y tuvo que huir a París. Durante la Guerra Civil Española acudió a las manifestaciones obreras vestido con un mono de seda y ya terminado el conflicto, debido a su fama de rojo y mariquita fue denunciado, apresado y condenado a muerte por poseer objetos de culto litúrgico supuestamente utilizados sacrílegamente. Solicitó la intervención del Papa Pío XII en su favor y le conmutaron la pena de muerte por la de 30 años de carcel, de los cuales cumplió 9, quedando en libertad en 1948.

Falleció en Torrejón de Ardoz el 10 de febrero de 1970 supuestamente muerte natural, aunque también se señala que fue asesinado por un chapero. Tenía 79 años.

#CuriosoChen

Info: Wikipedia y L’armari obert